4 Preguntas Poderosas para reconocer tu Don y Propósito de Vida

Desde que el Ser humano empieza a tomar consciencia acerca de la razón que de su existencia en este mundo, se generan en su interior una serie de preguntas.

Esas preguntas en muchas oportunidades son evadidas por nosotros, sin embargo existe una parte de nuestra mente que en muchas ocasiones nos insinúa con un suave murmullo que quizá no estamos siendo conscientes de las habilidades que tenemos y de lo que en realidad somos capaces de hacer.

Un DON es un regalo Divino, aquello que se te ha otorgado para que lo experimentes y lo expandas, es decir, lo pongas al servicio de la humanidad.

Un Don no Manifestado o no experimentado genera una sensación de insatisfacción o vacío que muchas veces no resulta sencillo interpretar, sin embargo hace parte del llamado de nuestra esencia.

La gran mayoría de las personas no tienen claro cuál es su Don, incluso me atrevería a afirmar que también son muchos quienes no reconocen tan siquiera sus habilidades  o talentos.

 

¿Cuál es la diferencia entre un Talento y un Don?

Aunque son términos similares, El Don a diferencia del Talento tiene una connotación más Divina que terrenal.

Podemos decir por ejemplo que alguien tiene talento para cantar, sin embargo, cuando sentimos que va más allá que un talento, podemos decir: esa persona tiene un Don en su voz.

Absolutamente todos los Seres humanos hemos llegado hasta aquí con nuestra Dádiva o Don Divino para ser compartido con el mundo.

Se dice que el propósito de la vida es tener una vida con propósito, y que mejor manera de vivir en propósito que creando a través de tus Dones.

A título personal pienso que el propósito de la Vida misma es que la asumamos y la experimentemos tal y como es, sin embargo no me cabe duda que hay una mayor capacidad de disfrute de la vida cuando estamos al servicio de nuestros Dones.

Nuestras pasiones no son necesariamente nuestros Dones, mas si te encuentras experimentando tu Don, indiscutiblemente te apasionarás.

En esta oportunidad, y en este artículo, quiero compartirte 4 poderosas preguntas que te apoyen a conectar con tu Don y con el propósito último de todo Ser Humano: Vivir en Plenitud.

Iniciemos…

 

1. ¿Qué sientes que podrías hacer felizmente aunque no te pagaran por ello?

Una de las maneras más adecuadas para empezar a conectar con tu Don es que te dispongas a SENTIR que tan gratificante es para ti aquello en que te desenvuelves o haces diariamente. Si lo que haces te otorga PLENITUD es posible que te encuentres    experimentando tu Don.

 

2. ¿En qué ocasiones de tu vida has sentido que no existe espacio ni tiempo?

Cuando experimentamos nuestro Don, el tiempo se siente de forma distinta, tiende a pasar más rápido o de manera más fluida. Dos horas pueden parecer 15 minutos. Cuando hacemos algo que no está alineado a nosotros, ocurre totalmente lo contrario.

Adicionalmente deja de importar  el espacio en el que nos encontremos, es como si solo estuviésemos nosotros y lo que estamos experimentando.

Ken Robinson, en su libro EL ELEMENTO describe esta sensación Así: “Estás completamente fuera de este mundo y totalmente en él”.

    

3. ¿Qué de aquello que haces, sientes que no te quita energía, si no que por el contrario, te la da?

Vivir el Don te permite estar en una especie de “metaestado” donde todo fluye como si recibieras energía de una fuente ilimitada.

Las ideas son rápidas, aflora la creatividad  e inspiración, sientes que podrías mantenerte ahí por horas. Recibes más energía de la que gastas.

 

4. ¿En qué oportunidades en tu vida sientes que puedes Ser tú mismo?

Cuando me encuentro en contacto con mi Don tengo la posibilidad de Ser Yo Mismo, no me encuentro desempeñando ningún papel específico, es decir, lo que hago es lo que soy.

Puedo desempeñarme en un “Rol” de Gerente, pero si mi Don es Dirigir, en el fondo no estaré desempeñando ningún papel, estaré haciendo lo que ya está en mí.

 

Finalmente, si Reconocemos nuestro Don, estaremos fácilmente en sintonía con nuestro Máximo Propósito: Estar en Paz, Vivir en Amor, y Ser la Felicidad.

Vive tu Don, no te prives de él, ni se lo niegues al mundo!

Si este Artículo ha sido de valor para ti, te invito a que lo compartas o puedes contarme en los comentarios de abajo, cuál sientes que es tu DON. 

Un Abrazo

Paola

¿Te ha gustado? Compártelo 🙂
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Buffer this page
Buffer

Deja un comentario